viernes, 4 de junio de 2010

CLASIFICACIÓN DE LOS CUENTOS


Generalmente, los cuentos se clasifican en tres grandes grupos: cuentos de fórmula, de animales y maravillosos.



CUENTOS DE FÓRMULA

Son cuentos en los que, más que el contenido, interesa la forma en que se narran y el efecto causado en el niño. En ellos se utilizan muchos de los recursos literarios mencionados en los temas 2 y 3: rima, enumeraciones, paralelismos, encadenamientos, etc.
Existen tres tipos de cuentos de fórmula:
• Cuentos mínimos.
• Cuentos de nunca acabar.
• Cuentos acumulativos o de encadenamiento.

CUENTOS DE ANIMALES

Los protagonistas de estos cuentos son animales que normalmente actúan como personas y que tipifican un rasgo del carácter. Guardan estrecha relación con las fábulas, suelen ser breves y a veces terminan con un refrán.
Tienen una estructura muy simple, y necesitan un ritmo de narración muy vivaz y dinámico. Ejemplos conocidos son Los tres cerditos, Las siete cabritas y el lobo, etc.

CUENTOS REALISTAS Y FANTÁSTICO-REALISTAS

Se desarrollan en ambientes domésticos y con personajes de la vida cotidiana a quienes sucede algo que merece ser reseñado. En ocasiones los personajes se desenvuelven con toda naturalidad en medio de la magia y la fantasía.

CUENTOS MARAVILLOSOS.

Antes de analizar las características de los cuentos maravillosos o cuentos de hadas, nos referiremos brevemente a cuatro escritores cuyos nombres se asocian inevitablemente con este tipo de cuentos (aunque también son autores de cuentos pertenecientes a los dos tipos anteriores) : Charles Perrault, los hermanos Grimm y Hans Christian Andersen.

Enlace relacionado: http://www.herver.musicaviva.com.ar/cuentosclasificacion.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada